Mañanitas de Viernes Santo con ‘Lola’ y anocheceres bucólicos con ‘La Soledad’

lola

‘Lola’, en su paseo matinal, tan bonita como siempre.

¡Hola, papá! ¿Cómo sigues? Por aquí amenaza lluvia otra vez y el sol se niega a aparecer para iluminar las calles de tu Salamanca y dejar contemplar la belleza de sus monumentos a los miles de turistas que estos días de Semana Santa disfrutan de unos días de descanso.

Esta tarde, después de cinco meses, el sueño me vencido y Morfeo me ha tenido en sus brazos durante casi dos horas. Necesitaba descansar, porque las noches se hacen muy largas sin ti y por la mañana temprano ya sabes que no me faltan tareas. Ni en los días de fiesta.

A primera hora, cuando salía de casa, pensativa, mirando tu banco y camino al supermercado, me encontré como tu querida ‘Lola’, la perrita que conquistó tu corazón desde el primer momento que os vistéis en ‘El Momento del Mary’, el bar donde tantos buenos ratos compartimos.

La veo entrando por la puerta, con sus rizos blancos, más regordeta que ahora, revoltosa, acercándose a tu pie para olerte. Y tú, que no eras muy receptivo con los canes, sonreíste y con esas manos tan tiernas la acariciaste. Ella, lógicamente, se dejó querer. Y desde entonces comenzó una entrañable ‘amistad’ entre los dos.

A pesar de que ya es mayor, le han recortado el pelo y parece más joven. Sigue igual de traviesa, y me costó un mundo que se parara para hacerle la foto y que la vieras. Lógico. Era su paseo y lo que menos le gusta es estar parada.

Mi corazón se detiene un segundo antes de seguir escribiendo. Tengo puesta música de fondo y de repente suena ‘Tu refugio’, una canción que últimamente tarareo con frecuencia porque su letra se asemeja tanto a lo que estoy viviendo desde hace algún tiempo… Pero bueno, sigamos con lo que te estaba contando. Anselmo, su dueño, ya ha sido abuelo. Aún recuerdo cuando nos dijo una tarde de agosto que Cristina, su hija, iba a ser madre, y el bebé ya tiene dos meses. El tiempo vuela, mi vida.

Hoy es Viernes Santo y en unas horas, si la tormenta que amenazan esas nubes oscuras lo permite, saldrá en procesión ‘La Soledad’, de Benlliure, una de las imágenes más hermosas de la Pasión salmantina, que cautivan a todos, independientemente de sus creencias religiosas. Una auténtica joya escultórica que en alguna ocasión bajamos a ver a la Catedral sólo para admirar ese rostro perfecto, inspirado en una mujer real, tal y como me contabas tú, conocedor de tantos y tantos secretos de la historia charra.

SOLEDAD SALAMANCA

La belleza hecha escultura, ‘La Soledad’ (foto jesusario.blogspot.com.es

Así que como preveo otra noche larga de insomnio por la siesta que ahora me tiene con los ojos abiertos como un búho, lo más seguro es que la vea desfilar, por televisión, eso sí, con una relajante infusión, esperando a que de nuevo Morfeo me coja en sus brazos.

¡Te quiero, papá!

2 comentarios en “Mañanitas de Viernes Santo con ‘Lola’ y anocheceres bucólicos con ‘La Soledad’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s