Las flores inmarchitas de la última función en el viejo Teatro Liceo


floresliceo
Las flores que Lucía Quintana dejó sobre el escenario en la última función del Teatro Liceo, que hoy siguen igual de hermosas en mi habitación.

¡Hola, papá! ¡Vaya domingo bonito que ha amanecido! Y de momento parece que va a seguir el buen tiempo toda la semana. Ya sabes que el barómetro aneroide es infalible, aunque nunca entenderé realmente cómo puede predecir la meteorología con tanta precisión.

Salamanca está llena de flores, flores de colores variopintos, vivos, que brillan aún más con los rayos del sol. Aquí, en mi habitación, mientras colocaba algunas cosas, mi mirada recaló en un ramo, que lleva casi en el mismo sitio la friolera de 25 años.

Sé que ahora mismo tienes en tu mente la imagen que está en la mía. El Teatro Liceo. La última función en el antiguo edificio, una auténtica joya que derribaron para construir uno nuevo, que es muy bonito, pero que carece del encanto de aquel, que vio pasar por sus tablas a los mejores artistas en tantas y tantas funciones, con sus palcos rebosantes de público, que se rompían las manos a aplaudir ante tan magistrales interpretaciones.

La verdad es que tu carácter y el mío eran muy parecidos. Y siempre tuvimos un toque romántico, que nos hacía vivir las cosas con mucha intensidad. Aún recuerdo cuando leíste en el periódico que se cerraba el Liceo. Rauda bajé a las taquillas a coger entradas para estar presentes en la última función. Y sí, al final hubo suerte y cogimos la primera fila.

Cuando se abrió el telón mis ojos empezaron a brillar y un escalofrío recorrió mi cuerpo. Era consciente de que estaba viviendo un momento histórico, otro de los muchos que compartimos.

La obra se llamaba ‘Sonatas de espectros’, de August Strindberg, de la compañía de Juan Antonio Quintana. Fue él quien leyó un texto lamentando la ‘muerte’ de un espacio emblemático en la ciudad, y fue su hija, Lucía, también actriz, quien también con lágrimas, protagonizó la última escena, en la que portaba unos pequeños ramos de flores violetas, que esparció por el escenario antes de retirarse para saludar con el resto del elenco y recibir la calurosa ovación de despedida de público que llenaba el patio de butacas y todos los palcos.

El telón se bajó y uno de esos ramos no fue recogido con nadie. No lo dudé un segundo y me acerqué a recogerlo. Era el mejor recuerdo que iba a tener de ese día que tantas emociones despertó en nuestros corazones. Llegué a casa y lo coloqué en el mismo sitio donde hoy volví a darme cuenta que estaba. Y no parece que por él hayan pasado más de 9.100 días (fue el 20 de enero de 1984). Mantiene la misma tonalidad y no tiene signos de deterioro.

Aquel 20 de enero se dio telonazo a 130 años de historia de la ciudad y en La Gaceta, sin que sirviera de precedente, fuimos portada los dos, porque tomaron la foto cuando el resto del público ya había abandonado el recinto y tú y yo queríamos ver por última vez vacío aquel lugar en el que compartimos muchos bonitos momentos.

Después se volvió a abrir con ‘Nerea’, de Nuria Espert. También conseguí entradas. Tú rotundo no cuando te consulté, hice que no cogiera más, pero luego lo pensaste bien y, por supuesto, te cedí gustosa la mía, a sabiendas de que no iba a poder vivir a tu lado la reinauguración.

Siendo completamente sincera, sólo puedo sentirme afortunada de tener mil historias que recordar con el hombre que me amó como ningún otro lo hará nunca, aunque la ausencia me esté causando un dolor infinito que, de momento, nada ni nadie sana. Guíame en este viaje que inicié junto a ti hace 45 años y que ahora ha perdido un poco el rumbo hasta que llegue la hora de reencontrarnos en la séptima farola de la eternidad. ¡Te quiero, papá!

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s