La primavera emergente llena de luz la ciudad y oscurece mi alma desconsolada


flores

¡Hola, papá! ¿Ya has comido? Yo no. Hoy tampoco toca. La verdad es que mi dolor de espalda me tiene petrificada en la cama desde hace un par de horas y apenas puedo moverme. Supongo que la falta de vitaminas y el no meter calorías en el cuerpo van haciendo mella en mi estado de salud, cada vez más deteriorado. Sigue leyendo “La primavera emergente llena de luz la ciudad y oscurece mi alma desconsolada”