Martes de moras, portadas de revista y divertidas anécdotas de antaño


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy te escribo un poco más tarde de lo habitual. Me desperté un poco cansada y no di mi habitual paseo mañanero, pero no pasa nada.

Sigue leyendo “Martes de moras, portadas de revista y divertidas anécdotas de antaño”